26 may. 2010

POESÍA ESCATOLÓGICA

A veces presta*
mientras que otras, por el contrario, apesta
comenzar de manera ésta
una mañana perfumada
bañada de rocío por primavera recién estrenada.

Y mientras que el carbón de tu mina
arrebata el blanco a la loza sanitaria
espamosas contracciones recorren tu barriga solitaria
con un bienestar canino que al madrugar quita importancia.
Ay, solo sentarse en la taza ya es un ritual que sublima!.

Y como no es poesía ésta
que guste de ser recitada,
acabaré diciendo al señor:
orgullo del creador, el culmen de mi aparato excretor.

* dar gustirrinín

2 comentarios:

L.A dijo...

......como se te ocurren estas movidas? jajajajaja

"Puntos suspensivos" dijo...

En fin, una poesía realmente "agradable" jajaja!

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero