27 de mar. de 2015

ENTREVISTA LAM0N0

-
Aquí va la entrevista que se incluyó en el número 99 de Lamono con motivo de mi viaje por Centroamérica y de la expo que hicimos en Barcelona con la ayuda de Marc Conca, sala Tandem y cerveza Moritz.
Gracias, por supuesto, a Eva y demás peña de Lamono por todo el interés mostrao y, como no, por trigésima vez, y aún me quedo corto, a la gente de Surfing's Wanderlust por haber pensado en mí e invitarme al viaje.
-
Espero que os mole.
-

f/ Surfing's Wanderlust




Surf, escritura, fotografía, música, familia, comunicar: todo ello forma parte de ti como algo sin lo que no podrías respirar. ¿Cuándo se empezó a formar este conjunto que se materializa en tu blog Ignora mi Caries?

Empecé el blog allá por 2008 cuando me rompí la rodilla surfeando. Me aburría mucho porque tenía que permanecer todo el rato tirado, así que decidí crear un pequeño espacio personal en el que poder hablar de las cosas que me interesaban: diseño, foto, literatura, arte… Obviamente el surf es el telón de fondo de todo pero no quería que se redujese solamente a eso.
Cuando por fin me recuperé ya le había cogido tanto cariño al blog que continué con él y ahí seguimos jejeje.


¿Cuándo decidisteis vuestro viaje por Sudamerica y cómo fue la experiencia?

En realidad a mí me invitó a participar en el viaje la gente de Surfing’s Wanderlust, que fueron realmente quienes lo organizaron todo.
Fuimos invitados por los gobiernos de Guatemala y El Salvador con el fin de dar a conocer los encantos de cada país (su cultura y sus olas).
La verdad que la experiencia ha sido muy enriquecedora ya que, gracias a esa invitación, hemos podido conocer de primera mano cómo vive la gente allí. Nuestros guías eran surfers locales de modo que el viaje fue una participación directa con sus costumbres y su forma de entender la vida.



¿Qué es lo que más te marcó de tu convivencia con los Maras?

Afortunadamente no convivimos con ellos jejeje. Digo afortunadamente porque la realidad de esa gente está tristemente marcada por la violencia.
No hay seguridad y es muy peligroso andar por ciertas zonas o cuando se pone el sol.
Es triste que países con tales encantos y herencia cultural se vean teñidos por una situación social tan cruda y desfavorecida.


¿Y del viaje en general?

De la experiencia me quedo con el calor de la gente. Su generosidad y sus ganas de prosperar en la vida pese a todas las dificultades que se encuentran.
Me quedo con la inocencia de esos chavales que surfean ajenos a grandes industrias y circuitos competitivos.
Me quedo con cráteres de volcanes inmensos, lagos y mucha selva.
Me quedo con la herencia Maya y el sabor de la fruta y, por supuesto, me quedo con toda esa cantidad de olas que están esperando ahí a que alguien se decida a ir a surfearlas.




El Gobierno de El Salvador y el Gobierno de Guatemala han apoyado vuestro proyecto, ¿de qué forma os han dado ayuda?

De hecho ellos han sido quienes han hecho posible toda esta aventura al costear el grueso del viaje y proporcionarnos el mejor guía (y chofer) en cada sitio.
Han cuidado en todo momento de que nos sintiéramos como en casa y han velado por nuestra seguridad en las zonas más conflictivas.
No es lo mismo tener que buscarte la vida en medio de un lugar desconocido que sentarte y dejar que te lleven por el camino más fácil. Créeme que eso lo cambia todo.


¿Qué tiene el surf para que su filosofía vaya más allá del deporte?

Supongo que esa dependencia de la naturaleza ya que, en realidad, solamente puedes practicarlo (o practicarlo bien, en todo caso) cuando a ella le viene en gana. De ahí que aún se conserve esa pequeña dosis de aventura, de búsqueda y de incertidumbre que no te brinda el alquiler de una cancha de tenis o una piscina climatizada.
Quien verdaderamente ama el surf organiza su vida en base a todos esos factores y para ello sacrifica un montón de cosas que se van quedando por el camino.
No sabría explicártelo mejor ni de otro modo.

  
¿Qué fue primero la fotografía, la escritura, el diseño gráfico el surf o los amigos?

Ya desde crío siempre me gustó mucho dibujar camisetas, playeros y esas cosas así que lo primero debería decir que el diseño.
Luego vino el surf, ya que soy de un pueblo de interior donde no es un deporte muy común precisamente, es decir, antes de surfear ya patinaba.
Empiezas a surfear y conoces gente, como no. Creas tu grupo de amigos y te empiezas a mover e irte a otras playas…
En mi caso tengo la suerte de contar con ciertos sponsors así que, finalmente, surge la necesidad de documentar esos viajes trayéndote historias y fotos.



¿Cómo es la cultura del surf en Asturias?

Digamos que el surf en Asturias es aún algo joven, aunque creamos que no, y no hay una cultura establecida como pueda ser el caso de California o Australia, donde nos llevan un montón de generaciones de ventaja.
Lo que quiero decir con esto es que no creo que haya una cultura propiamente dicha sino una variedad de puntos de vista en torno al surf: habrá quien se lo tome como un hobby de verano, otros intentarán surfear a diario. Los hay que entran al agua a competir y otros prefieren ir a lo suyo y evadirse.
Tal vez la gracia esté ahí, en que el surf te brinda la oportunidad de vivirlo como a ti te venga en gana.


Has empezado a girar con tu exposición, las primeras paradas han sido Gijón, San Sebastián hasta llegar a Barcelona, ¿cuál es la previsión de la muestra?

Los chicos de Surfing’s Wanderlust y yo teníamos claro que no queríamos que esta experiencia se redujese a cuatro fotos de olas. Queríamos transmitir la esencia del viaje y de los lugares que visitamos, de ahí surgió la idea de la expo y, sobre todo, de concebirlo como un tour itinerante para que poder llegar al mayor número de gente posible, por eso elegimos Euskadi y Barcelona como los dos principales puntos de difusión en el tramo norte.
La verdad que la acogida ha sido muy buena y sólo tenemos palabras de agradecimiento para la gente que nos ha apoyado con todo esto.
Por supuesto que nos gustaría incluir más puntos en el mapa, así que vamos a ver cómo evoluciona todo y seguir intentando hacer las cosas lo mejor que sabemos. Como la temática es atemporal y nadie nos mete prisa, vamos a nuestro ritmo.


Cuéntanos un sueño que ya hayas realizado.

Te estoy contando uno ahora mismo.


Uno que aún no hayas conseguido.

Terminar de escribir un libro con el que llevo un tiempo.



Nuestro próximo monotema es INSIDE, qué es lo primero que te viene a la cabeza cuando piensas en tu propio interior?

Se me viene encima un mar de dudas.
Perseguir lo que uno quiere suena muy bonito pero genera, sobre todo, incertidumbre.


¿Qué proyectos te rondan por la cabeza para este año?

Me gustaría contraponer un viaje de lugar frío con uno de calor para analizar cómo el clima repercute en el surf, el arte, la música, la arquitectura y las costumbres sociales.

Me gustaría acompañar todo eso con entrevistas, artículos y ensayos de personalidades de cada contexto. Pero me da a mí que voy jodido porque eso requiere un presupuesto que del que no dispongo, así que me conformaré con seguir como hasta ahora: hoy es hoy. Mañana… Veamos que sucede.



Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero