26 may. 2010

ARTE SANO

No somos 90% agua...
Maldecimos constantemente esa rutina que a cada uno se va tragando despacio como un charco de arenas movedizas, pero en realidad la culpa es solo nuestra porque todo lo normal nos resulta insignificante. Sólo lo que se sale del molde parece albergar cierto interés. Pero claro, ese molde es tan desmesuradamente grande que se le escapan pocas cosas y por eso, día sí día también, la vida se nos va en un lamento desganado y rancio que dura lo que un parpadeo y deja una huella de infinita insatisfacción.
Por jactarme de haber rasgado ese filtro, o simplemente por joder, me ha dado por hacer un libro que no contiene letras sino una hora de mi vida en la plomiza tarde sin olas del 25 de mayo de 2010 en la que no tuve nada mejor que hacer que irme un rato a aprender de alguien que sabe de tablas infinitamente más que yo.
...Somos 90% apatía.


















No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero