21 nov. 2011

DON'T TRY



Bukowski escribió como vivió.
Se pasó media vida de trabajo en trabajo cogiendo empleos de mierda que no le aportaban ninguna estabilidad. Bebía como un cosaco, solía hospedarse en pensiones de mala muerte en los suburbios de Los Angeles y no albergaba ningún tipo de esperanza ni ambición en la vida.
A pesar de que él no se incluye dentro de ningún movimiento cultural, a menudo se le incluye dentro de la "Beat Generation" por su estilo sucio, decadente y la temática de sus historias sin tapujos sobre lo horrendo de la vida cotidiana.
Sus historias, como decía, son como extractos de su propia vida. Todos sus personajes son perdedores alcohólicos que gastan lo poco que ganan en apuestas o putas. Que pasan por la vida sin pena ni gloria e incluso llegan a vivir como auténticos mendigos.
Nada de metáforas. En su estilo narrativo prima lo directo, lo crudo, lo sucio con frases repeltas de palabras vulgares y sin maquillar, de ahí que Bukowsky haya supuesto en su época un soplo de aire fresco (viciado, eso sí, para muchos detractores de su estilo)
Ya de crío Bukowski, debido a su timidez e impopularidad, fue tendiendo a aislarse en sí mismo y en la lectura hasta que tuvo edad para empezar a valorar el whisky. Se pasó media vida adulta de resaca y ya de viejo constató todo lo que había vivido haciendo que le inscribiesen en su tumba: DON'T TRY (no lo intentes) como epitafio a una vida marchita incluso antes de haber sido sembrada.

2 comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero