7 oct. 2010

BYRON

Ayer, releyendo unos apuntes del año cero, se me vino a la mente una renovación que llevo mucho queriendo hacer ya que, sin más, este personaje es el carajo.



Nah, niñez medio traumática, como toda esta peña medio loca: su padre se muere siendo aún Byron muy niño después de haber despilfarrado media fortuna familiar y hacer que su madre tuviese unos cuernos como lucifer. Con su madre mantiene una relación amor-odio muy intensa (ella le llamaba "demonio" a menudo y él "la viuda"). Cuando se muere ésta Byron reconoce que ha sido la única persona que le comprendió.
Por tanto de su padre hereda el libertinaje, de su madre la austeridad y de su abuelo, que era un ermitaño asocial (le llamaban "mal tiempo"), el gusto por la soledad y el aislamiento.


Se folló a su institutriz antes de cumplir 10 años, con quien tuvo una medio relación que según él le hizo madurar prematuramente y familiarizarse con la melancolía mientras el resto de los niños jugaba. Sin embargo de ésta época en Escocia recuerda con especial cariño los paisajes, el gusto por la naturaleza y el dibujo.

Era bipolar, ácido y cruel y cuando todos se reían de su pie deforme él, lejos de acomplejarse, les respondía que una flaqueza siempre es compensada por otra fuerza mayor.



Para entonces ya era considerado raro y había tenido más amantes que yo kilómetros en el coche, entre ellas, putas y aristócratas. Le dió también por escribir poesía y prosa y fueron muchos de sus libros censurados y quemados (literalmente ardieron) por antipatrióticos, por quedarse con la virgen María o por incitar al folleteo y a la vida pecaminosa. Posteriormente reconoció que en muchos casos hizo apología de esa conducta para ser odiado.
El caso es que todo esto le llevó a marcharse de Inglaterra para siempre y empre3nder una vida de viajes a cada cual más descabellado.



Mientras muchos criticaban su obra, el propio Goethe le alabó. A Byron le servía con eso así que siguió metiendo cizaña y gastando su fortuna en jirafas, batallas que nada tenían que ver con él y cruzadas contra el Papa.
Cuando se cansó, se casó y a su mujer le dijo "siento que tengas al demonio por marido".
Cuando se cansó se piró, y como le querían ver lejos, le mandaron a luchar por la independencia de Grecia, donde murió de tuberculosis rodeado de forasteros que lo tenían como un héroe.



Pero antes de eso tendría tiempo para obsesionarse con "las mil y una noches" (por culpa de este libro vestía como un árabe por pleno centro de Venecia), hacer que Mary Shelley escribiese Frankenstein y escribir algunos de los Poemas más representativos del Romanticismo, que es un movimiento que nada tiene que ver con las canciones de Luis Miguel y que si tuviera que concentrase/ejemplificarse/describirse en una persona, a esa persona le acabo de dedicar mi blog de hoy.

4 comentarios:

ëLMíN dijo...

Buen texto Legi, lo que más me ha molado ha sido "el caminante sobre el mar de nubes". Friedrich es una de mis predilecciones en pintura. Salu2, a ver si coincidimos por Salinas pronto.

L.A dijo...

eres un romantico! muy bueno el post, interesante.

Cerecyta dijo...

BIPOLAR, ÁCIDO Y CRUEL....seguro que estabas describiendo a Lord B.??


y lo de mas putas que kilometros tiene tu coche, puedo dar fé.

Ignacio "Chuk" Solis dijo...

Han pasado hace unos dias una serie de reportajes sobre él y sus viajes, creo que en el Canal de Historia, y realmente su vida es digna de ser contada.
Acojonante!

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero