30 ago. 2013

STYLO: KEITH MALLOY

---------------------------------------------------------------------------------------------------
Keith Malloy se hacía reverses cuando Christian Fletcher aún no tenía ni tatuajes. Cuando se aburrió, comenzó a destrozar alaias antes de toda esta ola jipiosa rastovichera y luego se dejó barba antes de que a todos los imbéciles nos diese por no afeitarnos más.
A Keith Malloy le entenderás dentro de 5 años. 
---------------------------------------------------------------------------------------------------


En la sección de Stylo, siempre  intento poner nuevos chavales que, sin ser tan mediáticos, se diferencian del resto de algún modo pero siempre con clase y buenas maneras. En este caso pasé y me tiré a por un clásico con un surf que siempre me flipó. 
Es elegantísimo, fluido y muy personal. Quizás no tan espectacular como las secciones voladoras de Tim Curran pero no porque no hiciese magia (basta con ver el reverse invertido que se plancha. Recordad que estamos en el '98) ya que por calidad y buen surf se meaba a quien yo te diga.
Es muy plástico, como Machado. Lleva las piernas muy juntas y eso hace que cierre los giros de forma muy explosiva y con mucha potencia por el centro de gravedad bajo y esas cosas. Como un Luke Egan mejorao (no tan exagerao con las rodillas hacia dentro).
Si le ves surfear con single fin flipas. Tiene tal limpieza de línea que hasta parece que va lento y solo tantea pero... los cojones. Es impecable. Eso le pasaba los primeros años en el tour a Parko, que era tan "smooth" que no lo entendían y no le puntuaban alto cuando en realidad es mucho más jodido ir sereno en la pared que con muecas exageradas y robóticas. 
Joder, ¿qué me dices de ese brazo grapando canto para controlar los giros de cara?. O ¿te crees que se lo había inventao el Droid? Éste señor ya estaba haciendo del control algo estético, que es lo que a veces le echan en cara al Kelly.
Fue de los primeros en hacer aéreos realmente complicados y jartos en cuanto a trayectoria y rotación (en detrimento de la altura de Fletcher, Flea o Joe Crimo) y nunca patineros (A lo Rat boy o Barney) sino de golpeo al labio puro.
Es genial y si no explota más cada una de estas facetas es, directamente, porque se aburre y prefiere investigar con "lo siguiente", como Picasso. Como todos los genios, que cojones. Aunque eso no se entienda y lo que se haga no guste.
Keith Malloy es un cimiento imprescindible para un buen surf verdadero de nueva escuela.

1 comentario:

Pedro Ramis dijo...

Amén. Un bicho bestial.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero