14 jun. 2012

MONOTEMA: JOSEF SUDEK

Voy a dedicarle esta primera sección monotemática a Josef Sudek, uno de mis fotógrafos favoritos y sobre el que hice mi trabajo de autor cuando estudiaba fotografía.
+++
    

 Tiro de memoria y os cuento un poco por alto quien fue y por qué me gusta en vez de inundar con datos wikipedescos. 
Sudek es checo y después de quedarse huérfano muy joven se puso a currar en un taller de encuadernación. Allí se empezó a fijar mucho en las imágenes de los libros y empezó a sentirse atraído por la fotografía. 
 1914 ZAS, Primera Guerra Mundial. Sudek se va a combatir al frente italiano donde pierde un brazo al estallarle una granada cerca, por eso cuando vuelve a Praga ya no puede currar como encuadernador y se dedica en cuerpo y alma a la fotografía (favorecido también porque cobraba un subsidio por incapacidad a causa de la guerra).

   

 Lo que me gusta de sus fotos es que transmiten perfectamente su caracter y son coherentes con su persona durante toda su vida. Sudek era un tío super introvertido, tímido y callado. Rara vez se le veía en un acontecimiento social y le gustaba ir a lo suyo y pasar desapercibido y creo que eso se refleja en todas y cada una de sus fotos. Todas son muy silenciosas, muy pausadas. Priman los elementos naturales y cuando sale alguna figura humana, ésta aparece de forma vaga y sin nitidez evidenciando esa abstracción del mundo en la que se encontraba Sudek. Él decía que los objetos y las cosas existían y tenían vida a pesar de que para nosotros pasen inadvertidos. Sentía especial fijación por los árboles y por eso gran parte de su obra se centra en humanizar todo eso que en principio parece carecer de vida.
Mola ver cómo en una época de experimentación donde todos los artistas se aprovechaban de los avances tecnológicos y se iban por ahí a hacer cosas raras y "originales", un tío siga "porque sí" con su cámara de placas (grande, pesada, de esas de fuelle como las del Oeste) inmerso en su mundo a hacer fotografías íntimas que casi hablen más de él mismo que del sitio en los que las toma.

   

 Cuidaba mucho la luz en sus fotos. Se tiraba horas para hacer una y siempre teniendo en cuenta la hora del día e incluso la estación del año (en base a la cual paseaba y foteaba por unos sitios concretos).
 Su figura era muy conocida y apreciada en Praga tanto física (el manco con mantón negro y su cámara apoyada sobre el hombro derecho) como artísticamente (los círculos culturales siempre apreciaron su obra a caballo entre el pictorialismo y el romanticismo - naturaleza, luz difusa, fotos que parecen cuadros - con la nueva objetividad - planos detalle, juego de formas, bodegones -). 
 Le llamaban el poeta de Praga por que sus imágenes eran muy sutiles y con trasfondo. Él mismo decía que la fotografía ha de dar pistas, solo eso, para que sea el espectador el que cree la historia en su cabeza. Por eso muchos de los elementos que incluye en sus imágenes son metáforas del paso del tiempo, de la soledad, de la muerte y de otros temas que le obsesionaban personalmente.

   

 Con el paso del tiempo fue acrecentando su reclusión hasta que ya prácticamente no salía de su casa y su jardín, el jardín mágico como el decía, así que gran parte de su obra madura está tomada en ese pequeño recinto. Y eso es lo guay, que supo sacar cosas bellas de algo totalmente cotidiano, en este caso su casa. ¿A cuantos nos dan una cámara y nos dicen "haz fotos chulas de tu casa durante dos años y hacemos algo que no sea una mierda pinchada en un palo?. 
Él esperaba a un día lluvioso para situarse tras la ventana, o dejaba su cámara fotografiando durante horas por la noche... y así llegó a crear una colección de C Á G A T E L O R I T O. Vivía en el más absoluto desorden (que para él era orden. "Hay gente que se pasa tanto tiempo ordenando cosas que luego no les queda nada para hacer otra cosa") rodeado de sus fotos y su inmensa colección de música clásica y un día se murió. Su hermana (vivían juntos) no puedo hacerse cargo ni de su archivo ni de su jardín y ambos acabaron incendiándose y yéndose a tomar por culo, menos mal que no se qué fotógrafa (checa también, creo) apasionada de Sudek y experta en su obra logró hacerse cargo de todo esto y rescatar parte de su obra y sus archivos.

   

 Éste es Sudek y este es su mundo.

 

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero