15 dic. 2011

LUCKY LUCCIANO

Ayer, en la sala de espera mientras el fisio le remendaba la pierna a César, estuve ojeando una revista en la que hablaban, entre otras cosas, de Lucky Lucciano.
Os voy a contar su historiaza.


Nah, típica historia de crío humilde cuya familia emigra de Sicilia a Nueva York. Se pasa el día en la calle buscándose la vida con malas compañías. A los 15 ya le detienen por traficar con heroína y morfina, y como el tío no paraba de armarlas le metieron en un reformatorio.
Bien hecho. Cuando salió era todo un experto en la materia, con mil contactos y una pequeña red de cabrones dispuestos a putear.
Tan bien organizó este pequeño enjambre que pronto ascenció a una familia mafiosa "seria", ganándose fama de duro y ascendiendo puestos rápidamente hasta que le ocurrió lo que le iba a cambiar la vida.


En la mafia no se andan con chiquitas asi que fue raptado a punta de pistola y le rajaron la garganta. El tio fue descubierto en una playa semi muerto y con una raja de lado a lado pero no había hablado.
Lucciano volvió a nacer a causa del error de los secuestradores que le dieron por muerto y desde entonces se le conoció como "Lucky" (afortunado) Lucciano.
Cuando se restableció mató a quienes le habían apuntado con el arma, a quienes le habían inmovilizado, a quienes le habían cortado la garganta, a quienes habían planeado todo eso, de quien sospechaba que lo sabía y no le había avisado y a su jefe, a éste último porque quería su puesto.
Estableció así la base de la mafia moderna en la que no había lugar para el honor ni la familia. A Lucciano le daba igual la nacionalidad de sus miembros. Solo quería lealtad.
Tampoco le importaba la procedencia de los ingresos, solo quería dinero, mientras que la familia clásica no quería drogas ni demas "asuntos" escabrosos.


Fue por ello, sus reformas y su personalidad de duro, muy respetado e imitado por sus rivales. Varias veces intentaron asesinarle pero nanai. De hecho "impuso" una reunión con los más malos y salió de ella siendo el jefe y coordinador de lo que llamó "La comisión", que venía a ser una mega familia de mafiosos entre los que había un pacto de no agresión. La comisión era organizada por Lucciano, que se encargaba de distribuir los trabajos y los asuntos en función de la zona o de la espcialidad de cada sub familia (a unos las droga, a otros la prostitución, a otros el alcohol...) sin que los unos se metieran en los asuntos de los otros.
Finalmente le detienen pero sigue al mando del cotarro desde la cárcel. Pacta en secreto con el gobierno de los EEUU en temas de armas y demás y como ve que los ingresos no son los esperados ordena matar a su número 2 Bugsy Siegel sospechando que éste le estaba robando parte del pastel.
El gobierno capta la indirecta y le deporta a Italia.


Allí es idolatrado y reconocido. A él le gusta. Los marines y los turistas se hacen fotos con él y en su hogar se siente seguro. Por eso comienza a darle vueltas a escribir un libro con su historia e incluso rodar una película.
Cuando por fin consigue contactar con un productor interesado y hacer que éste venga a visitarle a Italia, siente un fuerte dolor en el pecho y cae muerto en el aeropuerto mientras esperaba al magnate de hollywood. Un final de película.
Señoras y señores, esta fue la vida de Lucky Lucciano, el padre de la mafia moderna.

1 comentario:

L.A dijo...

El dinero siempre es dinero... venga de donde venga.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero