6 dic. 2010

EL CLERO


Pues resulta que, discutiendo, hubo un par de monjes que le dieron la razón a S.Francisco y fundaron la orden franciscana bajo la siguiente máxima: si según la biblia ni Jesús ni los apóstles tenían pertenencias propias, ¿por qué el clero nada entre oro y riquezas?.
Obviamente hubo un amplio sector de la iglesia a la que no le gustó nada ésto, por eso miraba a los franciscanos con recelo llegando a acusarlos de herejes.
Hubo en cambio otro sector que aceptó de buen grado este principio de la pobreza y lo llevó al extremo repudiendo y luchando contra el sector rico del clero. Fueron los llamados espirituales.

Por entonces(principios del S.XIV) Roma estaba dividida entre 3 grandes familias que huntaban al Papa de turno para que le lavase la cabeza a su rebaño y éste se declinara en favor de unos y no de otros, hasta que llegó Clemente V, que era partidario de los franciscanos y quiso limpiar un poco el pozo de ponzoña en el que se había convertido el alto clero romano.
El hombre tuvo más bien poca suerte y debido a presiones y amenazas abdicó a los 6 meses de ser nombrado Papa para volverse ermitaño y vivir en un bosque sin posesión alguna.

Por miedo a que se volviera repetir la vena espiritual que ponía en peligro su oro y sus riquezas, el nuevo papado condenó a la hoguera por herejía tanto a Clemente V como a muchos de sus partidarios, y así sigue hasta hoy, alimentándose y engordando sus arcas a costa de un tío que solo tuvo como propio unas sandalias y una túnica blanca.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero