4 dic. 2014

H0W T0 / BACKSIDE REVERSE

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Bueno, pues aprovechando un par de secuencias que sacamos del último baño que nos dimos hace un par de semanas, se me ocurrió que tal vez podíamos comentar 4 cosillas a modo de consejo a la hora de intentar un reverse [backside] cutrete en olas que, en principio, no son las más propicias para ello.
-
Se da por hecho que éstos son consejillos comentados humildemente y con el único fin de echar un cable a todos los que esteis intentando esta maniobra.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



[1]
Obviamente las olas que se ven en la foto no son las más propicias para este tipo de maniobras. Lo suyo hubiera sido un buen labio cayendo o una espumilla de esas que nos vienen en frente para facilitar la labor, pero como esto es lo que tenemos, centraremos el asunto en este tipo de condiciones.


[2]
Dos asuntos primordiales a tener en cuenta:

Velocidad: claro que no se puede ir frenao pero tampoco conviene ir desfasado ya que en ese caso el control sobre la tabla sería menor y con ello aumentan las posibilidades de que la tabla se nos vaya a tomar por culo.
Más importante que la velocidad es la inercia. Muchas veces conseguimos cierta velocidad y seguimos bombeando y bombeando para conseguir más y lo que hacemos es perderla, y con ella, el feelin' de la ola.
Lo que tenemos que hacer es identificar el punto de la maniobra, ir hacia él sin dudar y hacerla. Si dudamos o seguimos más allá en la ola... Probablemente perdamos el ritmo, así que olvídate eso de ir bombeando hacia ningún punto en concreto como si fueras huyendo de un zombi.

Sitio: el sitio que golpearemos es decisivo. Si hubiera una espuma en frente o un labio cayendo, la cosa estaría clara. Pero en este caso se trata de una maniobra en pared abierta, de modo que golpear al labio en el punto correcto supone salir despedido o no.
Si os fijáis, por la posición de la tabla, el golpeo al labio no es muy vertical que digamos: 1 No soy Medina  2 No hay mucho labio. Tampoco es que sea necesario ya que la gracia de la maniobra es una rotación hacia dentro, con lo cual esa verticalidad se sacrifica en favor de la curva.
-
Sí es imprescindible no botar y botar sin más ya que ésto nos alejaría del labio hacia "pared muerta" así que iniciaríamos la maniobra como cuando buscamos un Rentry o un Snap: abriendonos un poco, yendo a la base de la ola para trazar el bottom, y desde aquí, desde abajo, atacar la parte superior, pero repito, sin ese ansia vertical. Recuerda que no vamos a continuar con nuestra trayectoria sino a cambiarla por completo.


[3]
Antes de  golpear el labio y perder contacto con la ola ya sabemos que queremos hacer un reverse, es decir, rotar hacia dentro, por eso tenemos que ir pensando en orientar el cuerpo hacia esa dirección con el fin de ganar inercia y favorecer el movimiento.
Pero ojo, si preparamos el cuerpo de este modo antes de golpear el labio, nos quedaremos muy por debajo dela tabla [o muy inclinados y descontrolados] y ésta saldrá por los aires mientras que nosotros no.
Lo que hay que hacer es marcar esa trayectoria un vez hayamos iniciado el aéreo.
-
Aunque suene muy complicao hay un truquillo clave: los brazos.
Para todo eso utilizaremos el brazo trasero como ancla o eje de rotación [igual que en los cutbacks, donde todo el cuerpo gira y traza el "8" en base al brazo que se mete en el agua]
-
Fijaos cómo en las 2 secuencias el brazo se queda atrás y eso hace que los hombros se giren hacia la espuma.  Si os dais cuenta en las dos primeras fotos de cada secuencia la mano de ese brazo se encuentra prácticamente a la misma altura atrayendo hacia sí el otro brazo [que es el que varía por completo su posición] y, en última instancia, el resto del tronco.
-
En cambio en la foto de abajo, al tratarse de un vuelo sin rotación, el brazo trasero está elevado y el brazo delantero apunta hacia el nose de la tabla, haciendo que el pecho mire hacia la costa y siga la trayectoria de la ola en lugar de contra rotar con ésta.
   

[4]
Uno de los errores más típicos es hacer un montón de fuerza para rotar, lo que nos lleva a perder el control de la tabla y que ésta se salga de debajo de los pies.
En realidad no es necesario hacer toda esa fuerza ya que el movimiento en sí se debería de producir de manera super sutil y únicamente favorecido por esa colocación de la parte superior del cuerpo, es decir, si miramos hacia donde queremos ir [perdemos de vista la tabla pero mantenemos contacto con la ola] los hombros seguirán a la cabeza, la cadera seguirá a los hombros y, por último, las rodillas.
Somos como un muñeco articulao y lo único que tenemos que hacer es coordinarnos como tal.
-
Creedme, aunque suene muy zen la mayoría de las rotaciones no tienen nada que ver con la fuerza sino con un gesto técnico mínimo que empieza con un leve giro de cabeza, brazos y hombro.
Conclusión: mira hacia donde quieras ir y que el brazo delantero mantenga la misma dirección que la punta de la tabla.


[5]
Para el momento de la recepción intenta dejar el peso en el pie delantero [sobre la parafina] para que, al liberar fricción de las quillas, la tabla rote con una mayor facilidad.
Si os fijáis es en ese momento cuando el brazo trasero [que hasta ahora nos había servido de ancla] termina su rotación y completa su movimiento [hasta ahora no se había movido gran cosa y la inercia venía marcada por el brazo delantero]
¿Por qué? Porque al estar en contacto de nuevo con la ola volvemos a tener más estabilidad y el juego de la distribución de los pesos sobre la tabla es más importante. Además la rotación ya estará hecha y sólo quedará confiar en el equilibrio y que los pies se hayan posado en zona no catastrófica.


[6]
Consejos para no hacerse daño: no caer rígido, flexionar rodillas, no perder de vista la ola, abortar misión si el labio se pone muy bruto o si vas a aterrizar en plano, empezar a intentarlo en olas no muy puestas ni orillerones, no tratéis de rotar golpeando la tabla con el pie [probablemente se de la vuelta y te enseñe sus lindas quillas] sino con el movimiento de transición de los hombros y los brazos... Otra opción es, directamente, ni intentarlo ;)
Es coña, hay que intentarlo siempre!

----

Espero no haber liado más que haber ayudado. Aunque suene muy complicao es todo cuestión de intentos y de tener el feelin' con la ola y la rotación.
Como todo, una vez hayáis mecanizao el movimiento y la postura, lo reproduciréis sin problema [por lo menos lo que es la mayor parte de la rotación, luego aterrizarlo o no ya es otro asunto] ya que, como veis, ambas secuencias parecen idénticas y el movimiento se repite como el ajo
A darle caña.



1 comentario:

Unknown dijo...

Impresionante....a ver si hago un resumen, lo plastifico y lo pego a la tabla.
Me da la sensación que con chuleta y todo tendré que preguntar con la mano alzada si coincido en el agua

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero