1 dic. 2014

A BIP0LAR TRUE

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El otro día me llegó por casualidad - y de primera mano - la historia de la peña que está detrás de abipolartrue.com, un proyecto muy personal con una historia que merece ser escuchada.
Aquí la dejo, contada por ellos mismos, para quien tenga un hueco y ganas de comprobar que aún queda gente que lo apuesta todo a una carta: sus propias ideas.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



















Todo empezó en Madrid una tarde, pero no el Madrid que todo el mundo conoce, sino el Madrid gris y triste que nos inspiró toda la idea para la película. Allí vivíamos y allí pasábamos las tardes entre muros de ladrillos, bebiendo cervezas y mirando pasar el tiempo.


La idea nació hace unos 6 años, fruto de unas líneas que Pablo escribió una tarde, y en base a las cuales está escrito el relato que preside la página web. En base a eso, se nos ocurrió escribir un guión, y plasmar en él todas las sensaciones que nos rodeaban en aquél Madrid gris y decadente en el que transcurrían nuestros días.


Fuimos creando una historia que, cuando quisimos empezar a grabar nos dimos cuenta de que era imposible; para hacer eso era necesario un presupuesto y unas condiciones al "viejo uso", es decir, contactar con una productora, con actores, conseguir que alguien nos comprara el guión y cosas así, pero nosotros nos negábamos porque era nuestra historia y estaba claro que cualquiera de ese negocio habría intentado sacar beneficio y habría cambiado el guión a su gusto para sacar dinero con ello.


Readaptamos el guión una y mil veces, por las evidentes limitaciones que se nos presentaban a la hora de grabar según qué escenas, hasta llegar al formato final, dividido en cuatro partes, correspondientes a cada una de las estaciones.


El rodaje fue toda una experiencia en sí misma, y persiguiendo (literalmente) las estaciones del año nos encontramos con parajes tan increíbles como el Castañar del Tiemblo en otoño o el Valle del Jerte en primavera. Nos pasábamos horas y horas caminando, cámara en mano, viviendo sin darnos cuenta dentro de la historia que estábamos creando, un cúmulo de sensaciones difíciles de explicar.
Tuvimos que grabar durante dos años y volver a muchos de los sitios a repetir cosas que nos habían quedado mal, simplificar cosas que sobre el papel eran muy bonitas pero que a la hora de la verdad eran un suplicio...

En cuanto a la ciudad en que vive el protagonista, está en gran parte ambientada en la Ciudad Universitaria de Madrid, donde nos pasábamos las tardes enteras dándole forma al proyecto, entre edificios de ladrillo que muchas veces se convirtieron para nosotros en una verdadera prisión…


Todo avanzaba muy lento, y mientras los amigos a nuestro alrededor comenzaban a encaminar sus vidas, nosotros seguíamos enfrascados en una idea que por momentos parecía perder sentido, y que llegado un momento ya sólo nos generaba ansiedad y desasosiego. Dedicábamos nuestros días y noches a darle vueltas al guión, a grabar nuevos planos por la ciudad, a pensar el modo de llevar esto a buen puerto… fue algo tan intenso que sin darnos cuenta acabamos convirtiéndonos en personajes más de la trama, encerrados en ella…


Nos habíamos metido demasiado dentro de toda esta historia; nos habíamos obsesionado de tal manera por sacarla adelante que nos habíamos convertido en los protagonistas sin darnos cuenta y acabamos odiando al mundo que nos rodeaba. Nos pusimos a ordenar y editar toda la película y nos dimos cuenta de que habíamos acumulado tanto contenido que era imposible hacer una peli de hora y media metiendo todo. Llegó un momento en que las fuerzas estaban flaqueando ytodo estalló, empezamos a creer que era imposible y que nos habíamos convertido en unos soñadores idiotas… Llegado un punto decidimos abandonarla por completo y dejamos Madrid, Pablo en dirección a Galicia, y Saúl hacia Hamburgo, haciendo una promesa en la que no llegábamos a confiar del todo, "algún día la haremos..."

Lo genial de todo ese período de luces y sombras, de ilusiones y miedos, de color y blanco y negro (como muestra la película en sí) es que conseguimos reunir, al margen de cientos de horas de grabación y miles de fotografías, muchos textos y poemas nacidos de todas aquellas emociones.


Todo aparcado… hasta hace algo menos de un mes en que decidimos que todo aquello merecía ser expuesto, que por cojones y costase lo que costase sacaríamos todo esto adelante. Se nos ocurrió la fórmula de crear una web en la que ir cargando contenido (fotos, poemas, relatos…) y en la que, coincidiendo con el último día de cada estación, subiríamos la parte de la peli correspondiente a dicha estación, siendo la primera el otoño, que subiremos el próximo 21 de diciembre. Apoyándonos en el boca a boca y las redes sociales estamos tratando de moverlo todo lo que podamos.

La película es una crítica a la sociedad actual y a su falta de valores; cuenta la historia de una búsqueda representada en la figura de un detective que investiga la desaparición de un hombre sin dejar rastro alguno. No deja de ser una búsqueda interior, simbólica, creando un universo alrededor en el que sueños y realidad llegan a confundirse en muchas ocasiones, y señalando en cierto modo la apatía existente en la sociedad actual. La historia queda enmarcada en una asfixiante ciudad cuyo único escape son los fogonazos de color que ofrece la naturaleza con sus estaciones.


El formato web nos permite crear una experiencia en torno a la película y su universo en la que todo cabe: textos, cortometrajes, relatos, música, poemas… toda expresión creativa es bienvenida, pues potencia las emociones que queremos emanar. Nuestro único interés es que esto pueda verlo cuanta más gente mejor; no es una película al uso, es una historia y lo que nos interesa es que la gente sea parte de ella durante este año. No tenemos intención de abrir un bote de propinas ni de intentar sacar dinero con esto ya que sería como escupirnos en la propia cara, solo queremos dar a conocer esta historia que hemos vivido para que la gente sepa que ha ocurrido de verdad.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero