29 may. 2013

A DIARIO: ¡VUELVAN!

------------------------------------------------------------------------------------------------------
Cuando yo empecé a surfear, hace ya unos años, el surf era algo marginal, como de kinkis o drogatas o incluso asesinos de ancianas o algo así porque recuerdo cómo la gente del barrio me miraba como a un despojo social. Luego llegabas a la playa y te sentías en tu entorno. Comulgabas con cada uno de los que por allí andaban porque seguramente también a ellos les mirarían mal en su barrio.
Llegabas al vagón para paralíticos y en el hueco de la silla de ruedas colocabas tu tabla y si había alguna otra en seguida empezabas a hablar con el otro chaval: ¿De dónde eres?. ¿Desde cuando surfeas? Y mierdas así. De este modo, a lo tonto, hice grandes amigos que aún hoy conservo. Es más, a uno de ellos, "El Pana", que además era (y es) de los que mejor surfeaban, le conocí yendo yo hacia el tren un día que llovía a mares y el paró y se ofreció a llevarme en su furgo. 
Éramos como moteros o montañeros o algo así, que se yo, una especie de comunidad con la que te identificabas y te sentías a gusto. Ríete si quieres pero es la pura verdad.
Hoy, mucho tiempo después, la hija de mi vecina del quinto me da consejos de cómo mantener mi tabla limpia. Enciendo la tele y veo a un imbécil en patinete agacharse al pasar junto a un banco: "surfea tu ciudad", dicen... ¡Anda y que te den por culo! ¿Vas a hacerte mucho tubos en el parque o qué? Éste de tal canal coge olas y éste otro actorzuelo también es surfer y luego llegas y ves peña con las quillas al revés, la cremallera del neopreno en el pecho o emparafinando la tabla por debajo y, joder, siento una sensación extraña que me hace incluso renegar de eso por lo que antes sentía un orgullo sincero. Coño es que es así.
Ayer ví en Quatro unos chicos con tablas y me acordé de tí. Y yo sonrío y pienso, joder, lástima que me identifiques con esa chusma. Triste pero cierto. ¿Qué ha pasado?. ¿Qué fue de los despojos sociales, de los kinkis, de los asesinos de ancianas?. ¡Vuelvan! ¡Vuelvan, por favor! (sí, les trato de usted y no de tú) ¡Vuelvan a contaminar de escoria este bonito mundo de ensueño!.
------------------------------------------------------------------------------------------------------










































No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero