7 feb. 2013

CONSEJILLO: ¿OFF THE LIP O FLOATER?

---------------------------------
Solamente un par de consejillos que quizás a alguien le puedan venir bien para la próxima vez que se les presente un labio a punto de romper
---------------------------------


Off the lip


El off the lip se diferencia del floater, básicamente, en la forma de entrarle al labio, ya que en vez de desplazarnos un tramillo por encima de él, lo que hacemos en este caso es golpearle por debajo para salir proyectados.
Sí que es una maniobra de transición como el floater, pero muchas veces puede estar guay como maniobra final ya que el hecho de que caigas con el labio favorece una recepción limpia y rápida sobre la base de la ola.

¿Cuándo hacerla? Obviamente cuando te salga de las pelotas, vale, pero bueno, un buen momento es cuando el labio que se nos presenta viene con espumota por delante. Si os fijáis en la secuencia, de haber hecho un floater, el aterrizaje habría sido torpe y lleno de botes a causa de la espuma. En cambio, al meterle al labio por debajo, hace que aterrice en una superficie todavía limpia pudiendo cerrar la maniobra mucho más fácilmente y sin perder demasiada velocidad.

¿Cómo hacerlo? Metiendo más bottom que al floater y orientando el canto, no de forma paralela al labio como en éste, sino anticipándolo desde la base misma para poder meter la tabla por su parte inferior. Obviamente al no ir por encima del labio, la maniobra es más crítica y fugaz y la posición del cuerpo quizás sea más importante ya que es más complicadilla. El secreto está en subir cuando ya el labio comienza a caer, de modo que leer la ola es crucial y el cuerpo un poco echado hacia adelante para favorecer que la tabla suba por encima de éste.


Floater


El floater es una maniobra de transición pura que simplemente ayuda a pasar secciones así que es cojonuda para cuando te cae un tramo de labio sin más. 

Si os fijáis, en esta foto el labio viene rompiendo conmigo, es decir, no genera espuma en la base lo cual me facilita aterrizar en una superficie aún despejada a diferencia de la secuencia anterior.  Eso favorece que puedas desplazarte con él, sobre él, en lugar de golpearle por debajo, que sería absurdo por otra parte ya que la ola viene rompiéndome por detrás.

La forma de subir al floater es mucho más sencilla ya que basta con ir tanteando al labio y acercando el canto de la tabla a éste cuando vaya a romper, sin bottom (que luego la maniobra se pueda complicar de mil maneras eso ya es otra historia. Ahora estamos hablando del floater básico) y con el cuerpo sobre la tabla sin ninguna posición extraña, crítica o forzada. 
Sí que es recomendable orientar el brazo delantero hacia la playa para acompañar la caída del labio y preparar el cuerpo para el aterrizaje sin que perdamos mucha velocidad y sobre todo tratar de meter hacia dentro la rodilla trasera, lo cual restará algo de resistencia por parte de las quillas en el labio (que ya nos está frenando de por sí). Miramos a la base o al punto donde queremos ir y poco más. Si tenemos suerte pasamos la sección y seguimos en la ola.



El caso es ver que se puede aprovechar la fuerza de un labio de diferentes maneras en función de cómo vaya a romper y no siempre hay que recurrir al típico floater ya que, aunque suele ayudarnos en esas secciones, a veces no es lo más indicado para superarlas porque con labios espumosos es muy fácil quedarse frenados por encima de ellos o incluso fuera de la ola a causa de tanto bote y turbulencia.
Amén.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero