19 jul. 2010

LA CONJURA DE LOS NECIOS



John Kennedy Toole soñó con ser un escritor y por eso se puso a escribir, y cuando terminó empezó a llevar su novela editorial tras editorial y asi año tras año.
Como no lo consiguió se cansó de vivir a los 32 y entonces su madre, que seguro que lloró porque un hijo se le suicidó después de escribir una comedia, tomó el testigo y lo intentó y lo intentó y lo intentó. Y nada.
Al final le entregó el libro de su hijo a un profesor de literatura y tras llamarlo y llamarlo y llamarlo consiguió que la leyera.
Al año la novela era éxito de ventas, premio Pulitzer y a su hijo lo comparaban con Cervantes.
Esto es lo que pasa cuando un mundo de necios conjura.





Por cierto, no se me viene a la mentre otro libro más divertido para recomendaros. Ignatius, el personaje central, es de lo más mítico que me he topado en la vida.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero