3 dic. 2012

A DIARIO: LAS CRÓNICAS DE SOPELANIA

El viernes hicimos noche en San Vicente. Empanada de atún y crema de cacahuete. Hacía frío pero yo tenía doble saco. Javi habló en sueños mientras yo me partía el ojete. Amaneció el sábado con un cielo tan triste que parecía domingo. Nos calentamos los huevos con el café. El mar más feo de lo que parece. En la guantera uno de Hendrix. A los treinta kilómetros las nubes se rompen y los montes se colorean. Paramos a echar gasolina y tardamos de cinco a siete minutos en encontrar el tapón: delante a la izquierda. Llegamos pitando (de pitar con el claxon, no de rápido) y salen los de la nave de al lado. Piii ¿Quién es? - Soy Legi - Ese lejías!. Foam, Mundaka, pre shapes y pro models. Vámonos a comer al Wok: pollo, chuleta, setas, croquetas, gambas, espárragos, pimientos, pan chino, arroz, patatas, helado, chocolate, fruta, yogur, nuez caramelizada, flan y mus de chocolate. Amén. Meñakoz, café con leche, tiro con arco, rifle con mira telescópica: empato con Gilito y pa casa, pero antes Adri no olvida su Fred Rubble. Me jalaba una hamburguesa - Cerdo -. Palmera gigante después de todo. 
Había campeonato, pero yo soy más de andar por casa. 
+++

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero