27 jul. 2012

A DIARIO: A VECES

I
A veces mi saliva se convierte en niebla y de tanto tragar dejo de tener forma. Quiero desaparecer y que todo termine. Quiero explotar y ensuciarlo todo con un velo tan gris que mantenga nublado el cielo durante todo el verano.


II 
A veces las palabras se confunden y su significado se oxida. No tengo a quien hablar. A quien contarle que he dormido fatal. 
Muchos están en el agua cuando quieren refrescar. Otros prefieren mojarse aunque haga tiritar. 
 


III 
A veces meas, por no mirar, sobre la hoja que a un caracol le servía de almohada. Y éste levanta la cabeza y con sus ojos como jeringuillas mirándole de frente a tu chorro cruel grita: HIJOPUTA en su lenguaje de caracol. Y tus oídos de humano no llegan a escuchar el insulto porque solo captan las cosas grandes que se dicen a gritos
 



IV
A veces quiero ejecutar verbos y más verbos de la primera conjugación: puñar, flotar, arrasar, susurrar, maniatar, abrazar... y me tengo que conformar con uno de la segunda:
 

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero