4 may. 2012

A DIARIO: EL ATAQUE DEL TENEDOR ASESINO

Este A diario se titula el ataque del tenedor asesino porque cuando pinchaba su arroz frío y duro, a Manu se le calló el tenedor y se le clavó en el dedo del pie, que le quedó como una berenjena. Habíamos quedado a las 8.30 en facebook para, con la web cam delante, decidir a donde ir. Aparecimos por la playa a eso de las once y pico largas. Aunque el mar estaba super limpio, Salinas estaba malísimo así que acabamos entrando donde las chimeneas. La serie estaba de comer y rompía super atrás pero a medida que subió la marea alguna fue cayendo en la orilla cuando le daba la gana. Después de lo del tenedor me fui por ahí a hacer alguna foto por el aparcamiento y eso. Menuda sorpresa ver al Pepe, no le veía desde que estuve en su casa (en Fuerte) el invierno del '08. El cabrón sigue igual, qué bueno. Nos dimos el segundo baño donde el caseto azul. Estaba tan malo que Adriansito se quedó fuera grabando. Solo grabamos y foteamos cuando las olas dan asco y alguno se queda fuera, de ahí que las renovaciones del blog cada vez apesten más. Cuando salimos fuimos a Todopan y nuestra mesa estaba libre. Por cosas así es por lo que realmente merece la pena acercarse a la playa. Yo tenía un hombro tocado y a Manu le escocía su berenjena así que nos fuimos a casa (el mar estaba aún peor) a ver el camopeonato de Trestless. A destacar el Medina, que humilló al resto sin despeinarse, aunque todo lo que le sobra en el agua le falta fuera. Esa facilidad de palabra butragueñesca me hace temer que el chaval sufra de cierto retraso mental, pero bueno, como estábamos hablando de surf... hay que cantarle un olé. Comimos tres pizzas y dos bolsas de nachos. Me fui a la cama como una puta ballena.
+++

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero