5 mar. 2010

EL SUPREMATISMO Y MALIEVICH

... Y pensaréis, joder, si eso lo pinta mi hermano pequeño si le das una regla. Y lleváis razón, no os equivocáis, lo que pasa es que no habéis tenido en cuenta...




... Que a principios del XX, un grupo de tarados rusos comienza a "buscar nuevos horizontes" en la pintura. Hasta entonces, ya sabéis, impresionistas y fauvistas experimentaban con el color, los simbolistas coqueteaban con lo clásico y los expresionistas con lo visceral. Cada uno por su lado pero más o menos todos buscaban la belleza en lo llamativo: trataban de excitar los sentidos.

Sin embargo hubo una ruptura, una grieta más profunda que el tabique de Belén Estabena cuando desde Rusia, los constructivistas empezaron a coquetear con las diagonales, los elementos geométricos y los puntos de fuga.
Más allá fuen Kandinsky, que como buen músico, veía en el lienzo una especie de pentagrama con partes intensas y partes más suaves consiguiendo esas progresiones a través de elementos de composición super básicos acompañadas de colores afines que intensificasen o "frenasen".
Más abstracción llegó con el neoplasticismo, que prácticamente usaba retículas rectangulares en sus obras con los colores luz (rojo, verde y azul -y amarillo-).

Y ahora sí, aquí viene nuestro amigo Malievich, el más jarto de todos, el que más allá fue al eliminar incluso eso porque buscaba la total abstracción, la eliminación de todo lo accesorio. Buscaba un arte racional basado en los elementos más básicos del mundo: cuadrado, triángulo y círculo. Prácticamente ausencia de color y una indiferencia total ante la belleza estética. Solo quería una vuelta a lo básico para crear un espacio racional sin disfraces.

A todos os gustaría un impresionista. A muchos un constructivista. A al algunos un neoplasticista. A ninguno os gustará Malievich, pero eso, mis queridos cabrones, no excluye para que valoréis a un tío que miró en dirección opuesta a la de todos.
Diréis que eso es muy fácil, pero no, porque si lo fuese tú y yo hubiéramos creado algo nuevo y no es así, lleva mucho sin que pase eso.
Si tú y yo vemos mil dedos índice señalando a un sitio, miramos hacia ese sitio. Malievich no. Malievich hizo caso omiso a poetas y pintores y en vez de decir que las flores son bonitas, buscó la belleza en las piedras en las que nadie reparó.
Lo mejor de todo es que a Malievich se la traía bien floja todo porque no pintaba para que sus cuadros gustasen.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

joder a ver si acaba de cargar la actualizacion que solo veo un puto cuadro en negro!!

mr T

Anónimo dijo...

yo ya busqué más obras de él, y me gustan!
será por lo enrevesao que soy me cagon ros... jojojo
ya hiciste algún post de Miró??
Nelo.

godo dijo...

grande malievich...

BFG dijo...

mmmm me quedo con el cuadrado blanco sobre fondo blanco ...

Anónimo dijo...

vaya mierda cuadru

Anónimo dijo...

Eso lo hago yo, no me jodas. Ahora se le llama artista a cualquiera.
Igual que estos que hacen cuadros que son manchas... pffff eso lo hace un niño de 2 años con un bote de temperas.
Estos artistas, quieren vivir del cuento y lo peor es que la gente aprecia las mierdas que hacen. Buscaros un trabajo digno y dejar las drogas de diseño niños de papa.

Anónimo dijo...

legi

en realidad este cuadro viene a ser de 1920 o asi, de modo que dudo que en aquella epoca a nadie le diera por hacer esto, de ahi el merito.

otra cosa es la mierda de arco y demas, gente que sigue haciendo lo mismo que hace 20 o 30 años y va de lo no va mas. ahi si estoy de acuerdo contigo, pero no en este caso

Victor BA dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=3ViPhxRl2_w

si tuviera fotos te las pasaba pero como bien dices cuando viene algo a ver quien es el bonico que se queda fuera del agua con la maquinita. aqui aprendes a descifrar los partes mejor que el hombre del tiempo mucho antes de aprender siquiera el pato, cosas de la charca

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero