26 nov. 2009

RECOMENDACIÓN CARNÍVORA

...Jonás se había ehcado sobre un sofá con la camisa abierta, por lo menos nos exigen puntualidad, y el viejo cayó sobre él, besándole las tetillas, lamiéndole el ancho tórax, qué buena frase, si es que sois geniales, el pueblo es genial, por eso estoy con el pueblo, Pedro, por detrás le bajaba al anciano los pantalones y toda la ropa, dulcemente, suavemente, y el viejo abría sus piernas de carne muerta y carne viva, como esperando la amorosa agresión, Pedro vio las nalgas caídas y sin color del viejo, como dos bolsas de cal aplastadas, le dio asco de todo y miró en torno. El bastón negro del tipo, con cabeza de plata, está apoyado en una silla como antigua, muy fina, Pedro lo toma, le abre al viejo los esfínteres morados con sus manos oscuras y cortas, esfínteres que palpitan de expectación, le introduce el bastón repentinamente, grita el anciano, Pedro hunde el palo más y más, Jonás sujeta sujeta la cabeza de su víctima contra un cojín, casi ahogándole, ahogando el grito femenino, senil y asombrado del viejo, la sangre estalla en el recto como una flor de mierda, Pedro socava, empuja, trabaja, cuando la sangre que resbala por el bastón le va a llegar a las manos, suelta el puño de plata y se pone en pie de un salto...



Ayer terminé "Un carnívoro cuchillo" de Umbral (Francisco) y os lo recomiendo de la hostia.
Es crudo, directo, vivo, rápido, asqueroso y real. Es una crónica de la marginalidad y de los más bajos insitintos de la España profunda y macarra de los 80's.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero