26 feb. 2014

TRASFONDO: LA PASARELA DE STIEGLITZ


------------------------------------------------------------------------------------------------------
Aquí donde la veis, tan "ñoña", tan "insulsa" y tan "normal", esta foto de Mr. Stieglitz es una de las más importantes de la historia del arte.
¡Quietos!. Antes de tirarme piedras o pedir el libro de reclamaciones, escuchad esto que os cuento.
------------------------------------------------------------------------------------------------------


El caso es que la fotogradía nace (o, mejor dicho, es presentada oficialmente) en París a mediados del S.XIX.
Nace como "hermana pequeña" de la pintura y es abiertamente atacada por la mayor parte de los artistas pues ésta no depende del talento natural sino de un artefacto mecánico, lo cual la acercaba más al mundo de la ciencia que al arte según ellos.

En este contexto, los primeros fotógrafos, con el fin de ganarse el respeto de artistas y pintores, copian literalmente el estilo de éstos ciñéndose a los típicos bodegones frutales y los paisajes con nostalgia romántica. Muchos de ellos incluso pintaban a mano las fotografías, lo que las asemejaba aún más a los cuadros de la época.
Este primer estilo fotográfico recibió el nombre de Pictorialismo.

Paisaje pictorialista x Stieglitz

Hay que aclarar que en aquellas fechas las cámaras eran aparatosísimas y el material fotográfico era muy poco sensible con lo que los tiempo de exposición no bajan casi de los dos minutos, por eso, prácticamente sólo se podía fotografiar cosas totalmente quietas e inertes.
Para que os hagáis una idea, en los primeros retratos, los modelos tenían que ser fijados con un hierro para no mover la cabeza e incluso los ojos eran retocados a mano por el propio fotógrafo ya que salían sin nitidez debido al parpadeo.

Uno de los grandes nombres de la época era Stieglitz, que adquirió tal fama que él era quien decía, en fotografía, lo que era bueno y lo que no. Quién servía y quién era un truño. 
Era como el jurado de la Voz.

Stieglitz, como el resto, tiene un estilo pictorialista con fotos de árboles, montañas, siluetas, bodegones... Todo con un marcado estilo pictórico con guiños al Romanticismo y al Simbolismo de la época, hasta que un día llega con esta foto tan insulsa y tan ñoña en la que no aparecían modelos con ropas de antaño ni luces impresionistas sino que muestra una realidad contemporánea tal cual.
Pese a su valor documental como percusor, el auténtico valor de la foto reside en un tímido y temprano gusto por los juegos con las diagonales y la combinación de formas curvas y geométricas que crean los elementos de la imagen, es decir, deja de lado ese espíritu poético/metafórico y muestra una foto directa con puntos de fuga entrecruzados, caos, movimiento, un plano más cerrado...

Primeros juegos de líneas x Strand

Ésto lo verá gente como Paul Strand o Edward Weston, que elevarán ese juego de diagonales y geometría hasta su máximo exponente, ya no sólo a través de líneas y puntos de fuga sino gracias a los juegos de luces y sombras, al acercamiento extremo del objetivo al objeto, a la descontextualización de lo fotografiado y, en definitiva, a la abstracción.
Nace así un movimiento llamado Nueva Objetividad, que se centraba en esa nueva visión de la realidad totalmente contrapuesta a los valores clásicos pictorialistas (que heredará el grupo de puristas f/64, en homenaje al diafragma más cerrado y, en consecuencia, con mayor enfoque y calidad -Ansel Adams-).

Pimientos/persona x Weston

Luces y sombras x Kertész

La Nueva Objetividad es el germen de la Vanguadria fotográfica y estará en constante contacto con la obra de Bauhaus, los constructivistas rusos y demás peña que renovó el arte (pintura, diseño, cine...) en Europa a principios y mediados del S.XX

Cartel Bauhaus: tipografía, geometría y diagonal.

Por eso, este tímido acercamiento a las líneas y el gusto por el juego geométrico supone una total ruptura y un punto de partida para todos los renovadores de la imagen contemporánea siendo Stieglitz el germen de la primera semilla gracias a aquella mañana en el puerto y hoy quizás me libre de alguna pedrada o reclamación por vía formal.


FIN

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero