12 nov. 2013

SKINHEADS

------------------------------------------------------------------------------------------------------
El tema de los Skinheads parece, en principio, de dominio público pero la verdad es que está desvirtuado y totalmente malinterpretado por una falta de información y es una pena porque la historia no tiene nada que ver con el mito.
Lee esto y ya verás.
------------------------------------------------------------------------------------------------------


Para empezar el movimiento Skin no tiene nada que ver con la ultraderecha ni el racismo. De hecho, al igual que el Punk, el movimiento Skin es en origen algo totalmente apolítico.
Todo se remonta a mediados de los 60's con el movimiento Mod y el movimiento Rude Boy. Los Mods eran británicos de clase media/obrera que gustaban de vestir bien y escuchar blues, jazz, power pop e ir en grupos bien definidos con una estética concreta. Los Rude Boys eran su vertiente jamaicana, más cercanos al Reggae, al Ska y al rocksteady. 


Cuando Jamaica se independiza, muchos de estos jóvenes jamaicanos se van a Inglaterra a intentar buscarse la vida y sus gustos y estética es bien recibida por los chavales ingleses, que comulgan e ideología y gustos y acaban nutriéndose de ello. Dado su origen obrero, con el tiempo esta estética se va acercando más a "la calle" y comienzan a llevar botas de trabajo, tirantes, pantalones y petos vaqueros, pero no como algo técnico del trabajo sino como mero adorno o distintivo de un rango social.
Paralelamente su música también va acercando posturas a su estamento social, pero nunca en favor de la discriminación racial o la xenofobia.
Paralelamente en América tiene lugar la oleada Jipi, aunque por parte de los hijos adinerados de los papas adinerados. Los jóvenes ingleses, para desmarcarse de los yankis, se cortan el pelo e incluso se rapan. Nada de melenas.
Mientras que los Jipis acabarán tirando hacia vías más psicodélicas, los "Skins" ingleses acercarán su música a la calle con letras directas y melodías cercanas que no evoquen otro mundo que el que les rodea.


Se les empieza a llamar Skins justo ahora cuando comienzan a raparse el pelo prácticamente en masa.
Podías ir por la calle y encontrarte Skins negros, inmigrtantes o jamaicanos ya que era un movimiento que se nutría y enriquecía de esa cultura venida de fuera.
Todo ésto, el amor por el Ska y el Reggae es absorbida fuertemente por grupos emblema del Punk como "The Clash", por ejemplo o "Kortatu" aquí en España.
Con la llegada del Punk, la música se radicaliza en cuanto a velocidad (naciendo otra escisión del Punk llamada "Oi") y contenido social, siendo el más claro ejemplo la actitud de los "Sex Pistols", quienes empiezan a llevar esvásticas y demás excentricidades a modo de ironía o tocarle las pelotas a la gente.
Mucha de esta gente no entendía la "broma" ni el sarcasmo y comenzó a identificar ese nuevo movimiento con algo violento, descarado, dañino y peligroso.


Y es justo cuando todo tiene lugar y muchos partidos de ultra derecha se apoderan de la estética de esos jóvenes para crear grupos radicales que repartan estopa y mantengan el orden pues, conviene matizar que a finales de los 70's Gran Bretaña estaba atravesando una crisis que te cagas y el paro estaba por las nubes.
Esta peña vió en esa estética radical un filón para instaurar temor, cosa que ya estaba favorecida por toda la "mala publicidad" que habían hecho de ella los grupos más gamberros de la escena Punk, es decir, las escisiones fascitas y nacionalistas inglesas ya tenían medio trabajo hecho y sólo tenían que aprovechar el momento.
Es cuando todo se confunde y los nuevos asiduos al movimiento ya ni saben a qué se debe sino que se adhieren a él seducidos por una estética y la seguridad de formar parte de un grupo violento.
Muchos de ellos eran hinchas de grandes equipos de fútbol de las grandes ciudades a los que se acabó llamando "Hooligans", que traducido quiere decir "vándalo", "camorrista", "deshecho"...
¿Qué sucede?, pues que los altercados públicos y las broncas son más poderosos que el Ska, el Reggae y el Rithym and Blues y ocupan más tiempo en los telediarios, así que la cabeza rapada pasa a ser, poco a poco, sinónimo de peleas e intolerancia y así, día a día, hasta hoy.


Es una pena ver cómo algo que nace por un motivo original se va desvirtuando por el mal uso que cuatro bobos le dan. Pero más triste es todavía ver cómo eso acaba cobrando un significado totalmente opuesto al que en un principio tuvo.
Yo, como tú, asociaba directamente "Skinhead" a "Nazi", y como nosotros tanto otros que no se molestan en descubrir la realidad de una cosa que no resulta ser lo que es.
Si te interesa el tema, puedes echarle un vistazo al documental que linko aquí donde la peña que realmente perteneció al movimiento te lo explica cien veces mejor (y más justificadamente) que yo.
Todas las fotos son de Gavin Watson, un Skinhead inglés que retrató a sus amigos y fue testigo de todo el desarrollo del movimiento.

1 comentario:

jose cuervo alvarez dijo...

Que recuerdos de cuando llevaba mis doc martens (de palo) y la cabeza rapada escuchando kortatu y decibelios a todas horas...fui SHARP (skinheads contra prejuicios raciales) o red skins...me duró unos pocos meses por suerte (las tías huían)...seguí escuchando Kortatu pero cambié mis pintas por supervivencia

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero