4 ene. 2012

TRASFONDO: FRITZCARRALDO

A menudo el cine es fuente de anécdotas e historias curiosas que circulan en torno a rodajes accidentados, líos entre el equipo o películas malditas.
De la que os voy a hablar hoy... digamos que abarca e incluso supera todo lo que podáis haber oído hasta ahora.


Fritzcarraldo, de Werner Herzog, es una peli que narra la descabellada aventura (historia real) de un comerciante peruano obsesionado por la ópera y que trató de constuir un teatro en medio de la selva amazónica. El teatro no era otra cosa que un barco de vapor de época que dicho personaje intentó transportar por el medio de la jungla sirviéndose de indígenas.
Loco, ¿verdad?, pues Herzog no se queda atrás ya que para filmar dicha historia pasa de maquetas, decorados y extras y se va a la jungla donde construye dos barcos de vapor (de mayor tamaño incluso que el original) que hará transportar a mano, colinas arriba, a toda una tribu de aborígenes reales.
El resultado no pudo dar más de sí.


Contrató a su actor fetiche Klaus Kinski al que llegó a acabar odiando por todas tiranteces surgidas de lo jodida que era la vida en mitad de la jungla. Ni bufette ni "suites", el equipo de rodaje sufrió como el que más la humedad, los insectos y las infecciones propias de la selva. El propio Kinski tuvo que beber extraños brebajes y sufrir fuertes fiebres causadas por el ansia hiper realista del director que, viendo lo visto, comenzó a escribir un diario y documentar los disparates y peripecias del rodaje.
Lejos de la risa, dos extras murieron y otros muchos sufrieron graves accidentes al caerse y contraer enfermedades tropicales.


A medida que ésto ocurría las tiranteces entre Kinski y Herzog crecían. Llegaron a tal extremo que el actor se volvió insoportable y presa de severos cambios de humor que desembocaron en un intento de asesinato por parte de los indígenas. Herzog tuvo que frenarlos alegando que era necesario para terminar la película. Tiempo después seguró que se arrepintió de tal decisión.
En cuanto a producción... visto lo visto Herzog perdió todo apoyo económico acusado de loco, de Quijote y de demente al no renucnciar a su epopeya. Tal es así que empeñó todo cuanto tenía para poder terminar de rodar: "empeñe hasta mi camisa, comparado con ésto, apocalipsis now de Coppola no es más que un juego de niños. Esto supera cualquier otra cosa, pero quiero que el espectador sepa que todo cuanto ve es real, no hay efectos ni maquetas, todo sucedió así".

1 comentario:

avelinom dijo...

Otra bestial de este director es Aguirre, la colera de Dios sobre el viaje de Lope de Aguirre a través del Amazonas. Y otra: Rescate al amanecer (que no nos confunda ese título Sylvesterestaloniano) sobre un prisionero en Vietnam con Christian Bale como protagonista, parece casi una pelicula del Dogma.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero