19 nov. 2010

LA CAVERNA



Resulta que había en una caverna una serie de prisioneros allí recluídos desde su nacimiento. Atados de pies y manos.Inmobilizados y con una pared frente a ellos que era lo único que podían ver. Detrás, tenían una hoguera que proyectaba las sombras de quienes cruzaban los pasillos portando formas deárboles, animales incluso su propia silueta.
Los prisioneros, acostumbrados a ver esas sombras, las tenían como única y máxima realidad del mundo en el que vivían hasta que uno de los prisioneros es liberado. Entonces se vuelve y ve que esos dibujos sobre la pared no son más que las sombras de quienes caminan tras el fuego, es más, comienza su dura escalada a través de la empinada pendiente hasta llegar fuera de la caverna. Allí descubre una vez más que lo que portaban los caminantes no eran árboles ni animales reales si no réplicas de los que aquí, en el mundo exterior, ha encontrado.
Preso de nervios y excitación correrá adentro otra vez para liberar y comunicar su descubrimiento a sus amigos. Para contarles que todo lo que han visto hasta ahora era falso o en todo caso no era real, pero éstos lo tomarán por loco, se reirán y le dirán que sus ojos están estropeados y ante su insistencia le matarán creyendo que se ha vuelto peligroso para el grupo.


Sin comerlo ni beberlo acabas de tragarte el mito de la caverna, escrito por Platón como metáfora del proceso del aprendizaje y del conocimiento. Siento castigarte con este tipo de cosas en vez de ponerte más olas y tías que no puedo aspirar a cabalbar.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero