25 ago. 2014

TENG0 MÁS TABLAS QUE AMIG0S



---------------------------------------------------------------------------------------------------
Es la nostalgia una epidemia generalizada en las tardes lluviosas de otoño.
---------------------------------------------------------------------------------------------------

Pero hoy ni llueve ni es otoño, así que debo ser yo de los pocos enfermos residuales que andan por ahí agonizando.
Trato de despertarme lo más tarde posible pero llega un punto en que hasta la cama hace daño. Luego me levanto y miro Facebook a ver si alguien se apiada y me escribe. Nada. Todos ahí, idílicamente, y yo aquí en escala de grises. Le doy a inicio por si en este intervalo de tiempo tengo un mensaje o un puto "like". Nada. Me levanto y voy hasta la cocina y cuando llego ya no me acuerdo qué iba a buscar, así que abro la nevera y le doy un trago a la botella de coca-cola. Me vuelvo para mi habitación pensando cosas y con la cabeza baja y vuelvo a darle a incio y miro el móvil por si ha entrado algún Guasap silencioso. Nada. En la tele no dan nada. bueno sí, un documental bastante chulo sobre el desembarco de Normandía en el Canal Historia, pero no me apetece verlo. No me apetece centrar mi atención en nada, así que me vuelvo a la habitación a ponerme algún vídeo tonto en Youtube. Veo los de siempre porque tampoco tengo ganas de comerme el coco: las alucinaciones reggeton de Malviviendo, la canción de Malviviendo con SFDK, la intro de ese concierto de Immortal... Siguen sin darle un like ni tampoco se acuerdan de mí para nada ...Tanto guasap y tanta polla. Míralos, todos felices, disfrutando, irradiando sonrisitas... Y yo aquí, odiando, envidiando, oscureciendo.
Me tiro en la cama a ver si me quedo sopa pero no hay manera. Ojala tuviese alguna pastilla o algo. Quiero que este día acabe. Olvidarme de él y de todo. Sin olas ni nada: solo. Hasta me cogería un ciego aquí en casa para discutir conmigo mismo pero no tengo con qué. No tengo plan B de evasión y sólo me queda soportar estoicamente, como un señor, el mazazo estático de cada segundo.
Vuelvo a mirar Facebook. Vuelvo a mirar Guasap. Intento ponerme una peli pero no me decido. ¿Leer?, tampoco me apetece: requiere un esfuerzo al que no estoy dispuesto. Así que vuelvo a tumbarme en la cama. Me levanto y me asomo por la ventana. No hay nadie ni nada. ...El clímax del silencioso monólogo veraniego: cielo azul Pantone - mar azul cielo.
Me canso de la ventana, del ordenador y de todo. Me vuelvo a la cama y trato de concentrarme, de cerrar los ojos y pensar en nada a ver si así me quedo dormido. Doy media vuelta, y luego otra media, y luego otra. Pongo la cabeza donde los pies y los pies donde la cabeza. Ya las sábanas son como una tormenta en alta montaña. Y abro los ojos y miro durante un rato el techo, luego giro la cabeza y las veo: ahí están, quietecitas, aguardando, y pienso: tengo más tablas que amigos.

2 comentarios:

Sarai Urrutia dijo...

cielo azul Pantone - mar azul cielo

jose cuervo alvarez dijo...

Sencillamente perfecto

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero