28 feb. 2012

CALIFORNIA 8

Bueno, la telenovela esta llega a su fin. El domingo ya estaré en casa de nuevo y me preguntarán que cuántos tubos me cogí y yo responderé que uno o dos y gracias y si he mejorado el inglés y yo me encogeré de hombros (i don't know) y si me he cogido las olas de mi vida y no me quedará más remedio que negar con la cabeza, entonces me dirán que qué mierda. Luego llegaré a casa y seguramente ojee alguna vieja revista con fotos de todo ésto o algún vídeo y entonces repararé en lo lejos que he estado, a miles de kilómetros y siempre me han recibido con una sonrisa en el agua, mientras que a treinta minutos de casa me dicen "TÚ, AL BRAZO" y entonces pensaré que eso sí que es una mierda.
Las manos se me han quedado frías y el té insípido esperando a que se me ocurriera alguna moraleja sensiblona pero no soy como Groucho Marx u Oscar Wilde (siempre encontraban algo ingenioso y bonito que decir). No soy yo muy de obras de arte memorables e imperecederas, a mí se me da mejor gastarme en un mes lo que he ahorrado en un año, jalarme 4 tacos e irme al agua o distraerme con las gaviotas o los adoquines.
Hoy se me olvidó una tabla en la calle durante horas. Nos fuimos a comer por ahí y a comprarle un regalo a mi madre y cuando me pongo a entrar al agua: "hostias la tabla!", así que volví corriendo al sitio y allí estaba, pasando frío y con la moral por los suelos después de pasarse medio día soportando el rechazo de mil transeúntes.
Voy a echar de menos todo esto.
+++














































fotos: ceci/yo

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero