7 abr. 2010

NUEVA OBJETIVIDAD

Cuando nació la fotografía, oficialmente en 1839, fue como la prima fea de la pintura. Tuvo montones de detractores que para nada la asociaban a un arte porque hasta entonces el arte era don, una virtud personal. Ese concepto cambiaba con el nuevo invento en el que era una máquina la que hacía el trabajo, una máquina al alcance de cualquiera que tuviera pasta pa pagarla.
En esos primeros años, lo fotógrafos que querían ser considerados artistas se limitaban a copiar cuadros pero en foto: bodegones de frutas, paisajes románticos... todo ello con una estética muy pictórica y difusa que asemejaba dichas fotos a los lienzos que se hacían a mano. Esto se conoce como PICTORIALISMO.
El caso es que la tónica de la fotografía fue esa imitación hasta que llegó Paul Strand, que empezó a darle importancia a los juegos de luces y sombras o las formas que podía extraer del acercamiento a objetos cotidianos como tornillos, escaleras o motores de máquina.
Nace así la nueva objetividad, que es una ruptura radical con respecto a ese pictorialismo típico del XIX y principios del XX, y para la que prima la descontextualización de los elementos, los planos detalle, las luces y las sombras y la abstracción.
Nada, pues eso, os guste o no, hay que reconocer que fueron la hostia, no por hacer algo bonito, si no por conseguir lo insólito, lo hasta entonces no visto y lo más importante de todo, lo nunca fotografiado.

PEÑA GUAY: Renger-Patzsch, Karl Blossfeldt, Edward Weston o Imogen Cunningham



P I C T O R I A L I S M O.







N U E V A O B J E T I V I D A D.





1 comentario:

godo dijo...

se salen estos posts divulgativos...
qué viva la fotografía!!!

P.D entre las llaves que perdistéis en la duna y las llaves en defensas de coches o algo así...te vamos a llamar "el maestro ganzúas"

P.D2 rip curl siiiiiiiirch...se acerca

P.D3 quillas

saludos "gatito de angora"

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
constantino romero